¿POR QUÉ ELEGIRNOS? DIRECTORIO BLOG SOLICITAR INFORMACIÓN LOGIN

5 estrategias para la escucha activa: una habilidad esencial para Coaches de Salud y Bienestar eficaces

coaching Jul 29, 2020

Muchos de los beneficios predominantes del coaching se logran a través de la confianza continua y las conversaciones significativas compartidas entre el coach y el cliente, y los cimientos de una gran conversación se basan en las habilidades de escucha del coach.

 

Sin embargo, escuchar es algo más que escuchar y recibir información; también implica procesar, reflexionar, comprender y recordar la información. Cuando lo haces bien, te aseguras de que tu cliente se sienta más aceptado, abierto y comprometido a lo largo de su relación de coaching.

 

En este artículo, aprenderás cómo la escucha activa puede ayudarte a fortalecer tus relaciones de coaching y aumentar la autoeficacia de tus clientes hacia el cambio.

 

¿Qué es la escucha activa?

 

Cuando escuchas activamente, estás utilizando tu plena conciencia para crear espacio para la compasión y la comprensión que se traduce en conexiones más profundas. También conocida como escucha atenta, esta forma intencional y presente de escuchar intenta demostrar aceptación incondicional y reflexión imparcial.

 

Al principio, muchos coaches de salud luchan con la escucha activa, porque están ocupados pensando en lo que quieren decir mientras el cliente está hablando. Como nuevos coaches, mantenemos esta falsa creencia de que nuestro valor está determinado por lo que sabemos y cuánto podemos enseñar a nuestros clientes; no es de extrañar que nos preocupe qué decir a continuación.

 

Nuestro valor real proviene del soporte, la confianza y la orientación que compartimos con nuestros clientes. Les debemos toda nuestra atención cuando conversamos, y, a su vez, esta conversación genuinamente buena da como resultado emociones positivas, ayudando a nuestros clientes a encontrar significado y sentir una sensación general de tranquilidad... y los beneficios continúan desarrollándose.

 

Esto significa que, al practicar tus habilidades de escucha, estás ayudando a tus clientes a ser más conscientes de sí mismos, lo cual es una de tus tareas principales como entrenador de salud y bienestar.

 

Repasemos 5 estrategias para la escucha activa, todas las cuales te recomendamos usar regularmente.

 

5 estrategias de escucha activa

 

Muchos de estos ejemplos utilizan "Backtracking" o repetición verbal, como parte de la estrategia de escucha. Esta es una técnica de conversación valiosa para responder parafraseando o, esencialmente, repitiendo lo que escuchaste decir al cliente (en un esfuerzo por verificar si su percepción es correcta).

 

1. Haz una pregunta para confirmar su percepción

Cliente: "Estoy harto de levantarme temprano. Simplemente no creo que pueda hacer más entrenamientos por la mañana".

Coach: (teniendo cuidado de no hacer suposiciones): "Entonces, ¿lo que dices es que los entrenamientos matutinos ya no se sienten bien y te gustaría tener una rutina diferente?"

 

2. Indica lo que han dicho, pero usa sus propias palabras

Cliente: “Empecé a escribir un diario, y lo hacía todas las noches. No sé qué pasó el viernes... Estaba tan ocupado que solo miré el diario y no tenía ganas de hacerlo. No lo he hecho desde entonces".

Coach: “Parece que estabas desarrollando el hábito del diario, pero como la vida estaba tan ocupada ya no sentías la inspiración para continuar. ¿Es eso correcto

 

3. Repite lo que dijo el cliente, usando sus palabras y termina con una pregunta

Nota: Esto es especialmente útil cuando su atención está a la deriva y necesitas verificar que estás escuchando.

Cliente: "Volví a hacer el pollo asado con espárragos y lo comí 3 veces esta semana porque no sé qué más hacer. Siempre hago eso, como lo mismo una y otra vez porque es fácil".

Coach: "Escuché lo que estás diciendo. Es más fácil hacer lo mismo una y otra vez, como el pollo y los espárragos, no sabes qué más hacer. ¿Cierto?"

 

Terminando con "¿Cierto?" te da más tiempo para pensar. También ayuda al cliente porque es bastante común que hablen sin procesar realmente lo que acaban de decir. Pueden parecer casi sorprendidos al escuchar lo que les repites.

 

Si estás listo para responder más cuidadosamente (después de parafrasear), una pregunta más efectiva para terminar podría ser: "¿Deseas ayuda para encontrar nuevas recetas a probar?"

 

4. Haz preguntas bien pensadas

Esto puede ser con o sin parafrasear. Puedes usar esto cuando desees más información o necesites más tiempo para conectarse con lo que el cliente comparte.

 

Cliente: "... ha sido duro. Comí McDonald's dos veces porque los niños estaban peleando y solo quería que se callaran. No estaba planeando pedir nada para mí, pero terminé pidiendo una hamburguesa y una Coca-Cola Light. Me sentí mal después de hacerlo".

Coach: “Cuéntame más sobre eso. ¿Cómo te sentiste después?"

 

5. Recuérdales algo que hayan dicho en el pasado

Parte de ser un buen oyente es recordar lo que tu cliente compartió durante las conversaciones anteriores. Cuando tu cliente llega a un punto difícil, es útil recordarle las palabras que pronunció cuando las cosas iban bien.

 

Esto es bastante diferente de todas las otras estrategias en esta lista porque es una forma indirecta de escucha activa.

 

Retos de escucha comunes para Coaches de Salud y Bienestar

 

  • Pensar en lo que dirás a continuación.
  • Pensar en cualquier cosa además de escuchar.
  • Sentirte obligado a interponerte con tu propio pensamiento / respuesta.
  • Responder con consejos antes de responder de una manera que asegure que el cliente se sienta escuchado y comprometido.
  • Divagando cuando es tu turno de hablar.
  • Reaccionar con juicios o suposiciones.

 

Muchos de estos desafíos son el resultado de que los entrenadores cambien a un estilo de conversación informal y amigable en un esfuerzo por enseñar menos y escuchar más. El problema es que, cuando hablamos casualmente con un amigo, estamos más inclinados a conversar con los siguientes comportamientos: interrumpir, terminar sus oraciones, hacer suposiciones, expresar opiniones basadas en juicios o hacer expresiones faciales que indiquen juicios.

 

Un objetivo principal para los coaches de salud es escuchar y procesar la información a través de la perspectiva del cliente sin filtrarla a través de nuestras propias experiencias o prejuicios. Esto es bastante diferente de cómo conversamos casualmente con amigos.

 

4 consejos para superar los desafíos de escuchar activamente

 

1. Visualiza lo que dice el cliente

Si tienes dificultades para mantenerte presente o neutral durante la conversación, trata de imaginarte literalmente lo que dice tu cliente. Crear imágenes en tu mente te ayuda a comprender mejor la situación desde su perspectiva. Recuerda asentir, mantener contacto visual y demostrar que lo estás siguiendo.

 

2. Sé breve con tus respuestas

Cuando sea tu turno de hablar, expresa tus pensamientos con claridad y sin palabras innecesarias. Recuerda que las sesiones son 80% de verbalización del cliente y 20% de las del coach.

 

3. Pónte cómodo con el silencio momentáneo

Cuando tu cliente termina de compartir algo significativo, puede ser beneficioso para ambos experimentar un momento de silencio mientras analizan sus pensamientos. Esta pausa intencional también puede ayudar a tu cliente a obtener más información.

 

4. Que sea un desafío personal

Una estrategia simple para mantenerte enfocado es hacer un juego mental. Tu objetivo es poder repetir la última oración que compartió tu cliente. Esto te mantiene alerta, prestando atención a cada oración como si pudiera ser la última.

 

Entendemos que a veces puede ser difícil escuchar completamente cuando alguien más está hablando. Las personas con cerebros hambrientos de dopamina (por lo general con déficit atencional) tienen mayores dificultades para ahogar las distracciones, resistir el impulso de interrumpir o dar consejos y retener la información que acabamos de escuchar.

 

No obstante, es nuestra responsabilidad individual encontrar formas de cambiar nuestro entorno y aprender nuevas estrategias para superar estos obstáculos. Esto es como cerrar todas las ventanas y pestañas de la computadora durante las sesiones del cliente, apagar las notificaciones y sonidos y mantener la puerta cerrada. Utilizar audífonos para tus sesiones virtuales (aunque no los necesites) hace que sea más fácil escuchar y mantener la atención. 

 

Utiliza un método para tomar notas que te mantenga atenta porque tienes que escuchar y grabar cosas interesantes / útiles que dicen tus clientes. Esto te ayuda a responder cuidadosamente o parafrasear cuando sea necesario, y las notas sirven como tu banco de memoria confiable.

 

Ahora que has demostrado habilidades de escucha activa, ¿qué sigue?

 

Una vez que hayas obtenido una mejor comprensión de la perspectiva de tu cliente, la conversación puede pasar a la fase de resolución de problemas. Al final, tu y tu cliente experimentarán una mayor confianza y progreso cuando los guíes a sus propias realizaciones y soluciones, formulando juntos un plan de entrenamiento en constante evolución.

 


 

¿Listo para convertirse en uno de los Coaches de Salud y Bienestar más confiables, experimentados y conocedores del mundo? Certificate como Coach de Salud y Bienestar con nuestro programa internacional de 7 meses.

 

Conviértete en líder de la transformación. Eleva tu carrera. Enriquece tu conocimiento.

 

 

¿Listo para convertirte en Coach de Salud y Bienestar y empezar a transformar tu salud y la del planeta?

Certifícate en tan solo 7 meses con nuestro programa internacional 100% online – con apoyo y seguimiento en tiempo real.

Descubre como

¡Mantente al día con nuestras noticias y actualizaciones!

Únete a la comunidad de Awaken y recibe actualizaciones, las últimas noticias en coaching, salud y bienestar, estilo de vida y ofertas exclusivas.
No te preocupes, no compartiremos tu información.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.